full screen background image
128 D.
  • ayuntamiento_lpa
  • cabildo_lpa
  • disa

Matias Ojeda

Dicen de los aldeanos que son gente dura y esforzada. ¡Qué mejores rasgos para volcarlos en la Maratón! Si Filípides hubiese nacido en La Aldea se hubiese llamado Matías Ojeda, un runner unido a la DISA Gran  Canaria Maratón por múltiples lazos.

            Cuando los compañeros de la DISA Gran Canaria Maratón contactaron conmigo para que aportase mi “granito de sudor” a esta sección de la www.grancanariamaraton.com, y habiendo visto las magnificas aportaciones anteriores, se me mezclaron algunas sensaciones. Responsabilidad, por estar a la altura de los compañeros, y  orgullo por tener cabida en esta sección de nuestra maratón. Me digo a mi mismo que quizás a nivel técnico no aporte tanto, aunque hablaré de ello, pero quisiera, y espero que no parezca inmodestia, primar los aspectos emotivos de la prueba de maratón y particularmente de nuestra DISA Gran Canaria Maratón. Comencemos …

            Soy del 72 y de La Aldea. ¡Lo importante es lo segundo! Fuí futbolero y en el 96, al empezar a preparar oposiciones, empecé a tomarme más en serio lo de correr, aunque fui un popular más hasta el 2005 cuando tras participar en la Vuelta Atlética a Tenerife me federé en el Trivalle Güimar donde hasta ahora continúo. Nunca he tenido entrenador, pero sí he sido receptivo a los consejos de entrenadores a cuyos grupos de entrenamiento me he sumado puntualmente, como al de Alexis Clemente. Desde el 2002 siempre me ha ayudado mucho el libro “El Entrenamiento” de Rodrigo Gavela, que hoy en día sigo consultando, pero debo reconocer que también he tenido mis épocas de experimentos, la mayoría frustrados.

            Ya sea por mi trabajo o por llevar los niños al colegio suelo entrenar de madrugada; no es raro verme salir corriendo de La Isleta a las 5:30- 5:45. Mi planing semanal lo integran 5 sesiones con 75/100 kms semanales; suelo hacer un día de descanso absoluto y el otro hago , sin entrar en un gimnasio, ejercicios de fuerza con gomas, escaleras, trabajo en la playa con el agua de resistencia. Antes  preparaba temporadas atléticas y descansaba al final de cada una de ella un mes completo sin running, aunque “no paraba la pata” con otras actividades sin impactos. Ahora ya  reconozco que no planifico temporadas, sino que entreno por objetivos o carreras y entre ellas descanso entre una semana y veinte días según la prueba que haya preparado. En los últimos años me he iniciado en la montaña y en mi caso la afronto como válvula de escape, sin entrenos específicos, pues me   evade,  cambio de aires atléticos y de camino oxígeno , física y psicológicamente.

            En cuanto a la suplementación he tenido épocas en las que he tomado recuperadores musculares, glútamina,  arginina, pero no soy constante sino que hago períodos en los que los tomo y períodos en los que los abandono. Eso sí, siempre llevo, entrenando y compitiendo, pastillas de glucosa. Las sales no siempre las tomo y en las carreras consumo las de la organización, pero con precaución por problemas estomacales.

            Creo que el secreto de un buen corredor de resistencia está en la alimentación, en el descanso y la recuperación. Comer variado y sano y si tengo que decir mis alimentos talismán diría que la avena, la miel y los plátanos (cuatro al día por lo menos). Tengo una costumbre que quizás lleve la contraria a los hábitos de muchos o a lo común, y es que, aunque hago carga de carbohidratos antes de una prueba de larga distancia en la semana de la prueba, el día previo a la competición, normalmente en sábado, como proteínas. Aparte de eso, y a nivel general, mucha verdura (revueltos, “sancochada”, ...) y pasta , arroz y papas. Para acelerar la recuperación y siempre que puedo tras entrenar, me doy baños de agua de mar; el agua fría y nuestro mar es el mejor recuperador , y viviendo en La Isleta …..

            ¿Marcas? Esperé a debutar en la Maratón a nuestra DISA Gran Canaria Maratón 2010. Debí ser de los primeros inscritos y reconozco que intenté ser el primero, pero en un despiste se me adelantaron varios. Ese año hice 2h46´; repetí en 2011 con 2h42´ y luego ya hice Berlín en 2012 (2h36´) y Valencia en 2013 (2 h34´53”); son mis cuatro maratones. Preparo una por año como mucho.

            Precisamente mis mejores marcas en ruta también son en la Gran Canaria Maratón. En la  Media Maratón de 2012 hice 1h12´09” y en el 10 km del 2013 hice 33´16”. Con ello creo que ejemplifico perfectamente lo que decía Cristian González en su entrevista: como en casa no se compite en ningún lugar , por alimentación, descanso, motivación,  porque como en mi caso me animan mis vecinos cuando paso por La Isleta, porque estamos acostumbrados a las condiciones locales. Para mi, todos son pros e incluso los peros me motivan porque yo soy grancanario.

            Yo creo que tenemos una maratón y que debemos defenderla y apoyarla. Se dice que a dos vueltas es dura , pero debemos aceptar la ciudad que tenemos y la parte baja está aprovechada al máximo. El nuevo circuito es un acierto total , más rápido, más urbano sin kms en el Puerto, con una recta de meta de 3 kms que nadie tiene en el mundo como es la Avenida de las Canteras. ¿El firme de Las Canteras? Todas las maratones pasan por sitios emblemáticos y la nuestra , por fechas y al ser nosotros un destino turístico, debemos mostrar nuestra joya, a pesar del piso de la avenida; Roma tiene cerca de 10 kms de zonas históricas y pavimento. Sacar un recorrido lineal a una vuelta de 42 kms y bueno para correr en Las Palmas no es realista; habría que ir hacia La Laja y eso son desde Vegueta como mucho 4/5 kms más y a la vuelta viento en contra. He estudiado el nuevo recorrido y creo que es , con alguna mejora muy puntual (y el corredor debe pensar que hay que dejar escapatorias al ciudadano), el mejor posible para la DISA Gran Canaria Maratón. La Maratón de Viena es a dos vueltas también; San  Sebastián hace dos vueltas y media. Hay que aceptar que el potencial casi óptimo de  Las Palmas de Gran Canaria da este recorrido.

            Al corredor local le diría que todas las maratones cometen errores, y es cierto que aquí también se han cometido, pero las que llevan muchos años han pasado por procesos similares al de la nuestra y ahora están recogiendo los frutos en forma de participaciones masivas; debemos ser críticos pero constructivos. Muchos runners se han incorporado en estos seis años, y es a partir de ella cuando en Gran Canaria se produce el boom de las carreras de 10 y 21 en asfalto, pero cuando no la teníamos y  debíamos viajar fuera a competiciones con estas participaciones numerosas soñabamos con tener lo que ahora sí disfrutamos. Y aún así todavía se dan fallos en grandes pruebas: en Valencia presencié como se acabaron las medallas cuando aún llegaban corredores, hace dos años en Madrid hubo graves problemas con el guardarropa. Las maratones deben plantar para cosechar. Aquí se han cometido errores , pero se ha avanzado mucho en pocas ediciones y sí, debe mejorar, pero para ello el corredor debe apoyarla.

            Hay que cuidar a los corredores, pero la calidad de una prueba no debe ser medida por lo que te den en la bolsa y el corredor local debe darse cuenta que cuanta más participación tenga una carrera mayores gastos afronta la organización y menos cubre el corredor con la inscripción, que encima aquí es baratísima con respecto a lo que yo he pagado por otras (Berlín 90€, Amsterdam 90€, Valencia 60€). La calidad la dan los buenos servicios antes, durante y después de la carrera, el correr con seguridad protegido por la Policía Local y todo el dispositivo de protección, sin protestas por la calle de los ciudadanos (en lo que hemos avanzado mucho en estas últimas ediciones), el tener animación en el recorrido. ¡Si es que a mi me da un subidón cuando mis vecinos me animan !  ¿Donde voy a tener eso? Si en esas carreras te llenan la bolsa de folletos y una camiseta y en algunas , como en Berlín, ni eso. Ahí he pagado yo la camiseta aparte de la inscripción, la fiesta de la pasta aparte, ... La inscripción te da derecho a correr, a disfrutar de la carrera, a ser uno más. Eso debemos valorarlo. Al final los corredores tenemos decenas de camisetas de carreras en casa y terminamos regalandolas; lo que debemos lograr es que el corredor de cabeza , el de en medio y el de cola lo pasen bien, así de sencillo.

            Y aprovechando la oportunidad que tengo, y para acabar, sí me gustaría hacer algunas propuestas, desde la humildad, a la organización y a los participantes y ciudadanos de Gran Canaria:

1. A los stands de la EXPODEPORTE les propondría que obsequiase a los corredores inscritos con merchandising, servicios, descuentos . Es mejor que en la bolsa del corredor y crea un ambiente en la feria del corredor muy festivo. Con el dorsal de inscripción, es sencillo.

2. Propondría a la organización, además de cuidar especialmente las salidas, los avituallamientos, la seguridad en el recorrido y las llegadas, algunos de estos aspectos ya funcionan muy bien y en otros se debe mejorar, el  hacer una fiesta tras la carrera. Al atardecer en la magnifica Plaza de la Música con animación, música,  una pantalla que proyectase las imágenes de la prueba en diferido, con todos los corredores y sus familias. Se crearía un ambiente muy bonito.

3. Al corredor durante  su preparación: “nunca entrenen lo que no van a correr”, es decir, que entrenen con cabeza en función de sus objetivos y sin excederse. Si corres  la prueba a 5´ por km no tiene sentido matarse en los entrenos a 4´. Hay que llegar al 25 de enero entero.

4. Al corredor durante su prueba le digo que salga a disfrutar, sin presión, con el freno echado y que así llegarán a ese punto en el que dicen que “una carrera empieza en el momento en el olvidas que estás corriendo”. Las maratones no se corren sino que se entrenan; el día de la prueba se disfruta del sufrimiento, pero sacando rendimiento a lo entrenado, con rollo positivo.

5. A todos los corredores que finalicen la prueba les invito a no esconder la medalla finisher. En Berlín todo el mundo presume el resto del día su medalla; es como un motivo de orgullo, se cruzan las miradas cómplices, en los hoteles se nos felicita, en la calle los ciudadanos te apoyan y dan la enhorabuena. La medalla es el ser finisher, especialmente en la distancia de MARATÓN,  cada uno en su reto personal. A todos nos une esa meta, ese objetivo personal.

Y por último, y a todos, atletas, familiares y ciudadanos, les invito a participar de esta fiesta del deporte que es una maratón, cada uno en su parcela, corriendo, apoyando, animando, respetando el 25 de enero al dueño de la ciudad: al corredor. Va a ser una fiesta, la fiesta de todos, la DISA Gran Canaria Maratón, NUESTRA MARATÓN.

Subir / Top
>

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information