full screen background image
84 D.
  • ayuntamiento_lpa
  • cabildo_lpa
  • disa

Rutas por la ciudad La ciudad tiene su origen en el barrio colonial de Vegueta, donde se concentraba tanto el poder religioso como el político y administrativo, de los que en la actualidad quedan como testigos -en torno a la Plaza de Santa Ana- las Casas Consistoriales, la Catedral o el Obispado. 

El barrio conserva aún su trazado primitivo y una atmósfera de señorío que inevitablemente nos retrotrae a siglos anteriores. Sus casonas son sedes de los principales museos y centros culturales y de formación. Al otro lado del Guiniguada, como expansión inmediata a la urbe fundacional, surgió el barrio comercial de Triana. Peatonal, desde hace algunas décadas, la calle que da nombre a la zona, presume del bullicio de las compras y conserva buenos ejemplos de arquitectura modernista entre los que destacan los edificios situados en la intersección con la calle Constantino, el Gabinete Literario y la Plaza de Cairasco. 

Cuando en el siglo XIX cayeron las murallas que defendían a la población de los ataques piráticos, la ciudad se quitó el corsé. Se desarrollaron nuevos espacios como Arenales -que creció sobre lo que antiguamente era un arenal-, Ciudad Jardín -en otra época ‘barrio de los ingleses’- de estilo racionalista y que alberga los Jardines de Doramas y la playa de Alcaravaneras, hasta llegar al Puerto. 

La zona de Santa Catalina y La Isleta es el resultado de la construcción y el desarrollo del Puerto de La Luz y Las Palmas desde finales del XIX. La Ciudad de ocio La agenda cultural de Las Palmas de Gran Canaria es amplia y variada. El teatro, el cine, ópera, conciertos, las artes plásticas o la danza son espectáculos habituales en las carteleras de nuestros centros culturales, igual que nuestras noches incluyen una amplia oferta para la diversión. 

En determinadas épocas del año se cuenta con las citas de eventos culturales como el Festival de Cine o el Festival de Teatro y Danza, organizados por el Ayuntamiento. Además, están el Carnaval y el resto de fiestas populares, entre las que sobresalen las fundacionales, coincidiendo con San Juan. Todos los gustos, todas la aficiones, tienen su hueco. 

Se puede escoger una amplia gama de espectáculos artísticos, una enorme variedad gastronómica, juegos en el casino, discotecas, salas de baile, bares, pubs o terrazas al aire libre, ya que el clima del que gozamos pocas veces desaconseja disfrutar de nuestras calles y plazas. 

Zonas de ocio y espectáculos El barrio de Vegueta que durante el día es la concentración de la historia, la tradición y la cultura de Las Palmas de Gran Canaria, por la noche ofrece otra cara, más bulliciosa y dedicada al ocio, sobre todo de tipo gastronómico. Así, desde el Mercado a la Catedral de Santa Ana abren multitud de tascas, bodegones y restaurantes que completan el recetario tradicional insular con platos de nueva creación y aportaciones foráneas. Tienen estos locales, además, el encanto de su adaptación a la arquitectura histórica de la zona. 

La diversión se hace más palpable en el barrio de Triana. El entorno del Monopol -Cairasco, Pasaje de San Pedro, Peregrina o Perdomo- es un hervidero de gentes que se reparten entre la oferta de locales de música en vivo o en disco, de diferentes estilos. Desde sones cubanos y salsa, al jazz, pasando por éxitos de los 80 o el más comercial de los gustos musicales. Hay de todo, sin faltar restauración o las terrazas al aire libre. Pero, el epicentro del ocio nocturno de Las Palmas de Gran Canaria está en la zona del Puerto -alrededores del Parque Santa Catalina, Mesa y López y Las Canteras-. 

Esta zona ha ejercido durante décadas en los palmenses una especial atracción, favoreciendo la aparición de una muy numerosa oferta de todo tipo de establecimientos. La Ciudad comercial La ciudad tiene un encanto comercial heredado de una larga tradición mercantil. Algunas de sus calles, como la de Malteses, recuerdan a los comerciantes que, llegados desde diversos puntos de Europa, hicieron de Las Palmas de Gran Canaria su centro de negocios. 

En la actualidad, tanto las calles como los centros comerciales invitan a ir de compras. Zonas Comerciales Abiertas Triana, Pedro Infinito, Mesa y López y Santa Catalina-Puerto son las zonas comerciales de la ciudad y auténticos centros de reunión de sus ciudadanos. Los paseos por ellas descubren a compradores la tradición mercantil y la mezcla de culturas que ha caracterizado desde sus principios a Las Palmas de Gran Canaria. 

Centros Comerciales y de Ocio La oferta comercial de la capital grancanaria se ha visto completada desde finales de la pasada década de los noventa con cinco centros comerciales -Siete Palmas, El Muelle, Monopol, La Ballena, Las Arenas- que aglutinan una amplia oferta comercial con las mejores firmas nacionales e internacionales, además de una variada propuesta de locales de ocio, desde cines a terrazas al aire libre, a restaurantes o bares. 

Los centros comerciales se han convertido también en atractivos lugares para la diversión. Mercados En los mercados de abastos, se puede encontrar carnes, pescados, frutas, verduras, hierbas medicinales, especies, flores, pan, dulces, lácteos y todo tipo de víveres. Algunos incorporan hasta comidas preparadas y productos congelados. Cuentan con bares, cafeterías o churrerí¬as. También tienen talleres de calzado, arreglo de ropa, de joyería y relojes. Venden ropa, zapatos y bolsos. 

De todo lo que uno pueda imaginar. Mercadillos Los mercadillos complementan la oferta comercial de la ciudad. Son una alternativa que combina el ocio y las compras en las mañanas de los domingos. Se desarrollan en torno a Vegueta, Triana y el Parque de Santa Catalina. » Más información en: www.laspalmasgc.es

Contacto Oficina
Subir / Top

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information